1.04.2012

Ante el despido masivo de azafatas de museos del Ayuntamiento de Madrid

Finalizado el contrato con la empresa Damaterra, que durante un año ha gestionado la subcontratación de azafatas para los museos del Ayuntamiento, se abrió nuevo concurso sin que haya, a 31 de diciembre, ninguna empresa adjudicada de forma definitiva. Según parece ninguna empresa concursó a tiempo y la anterior no daba posibilidad de continuar. Dichas trabajadoras, que ya de por sí se encuentran en situación de cesión ilegal, pues están subcontratadas para un trabajo similar al que realizan los propios funcionarios/as, y que deberían estar por tanto contratadas directamente por la administración, han sido todas despedidas de forma fulminante. Cubrían puestos de trabajo en todos los museos municipales: Museo de Historia, Museo de los Orígenes, Conde Duque y Museo de la Ciudad.
El Ayuntamiento, al no tener una empresa definitiva, ha realizado un acuerdo con la anterior empresa, Servicios Empresariales Asociados (SEA) para que se haga cargo del servicio durante el mes de enero, mientras se prorroga el concurso y se adjudica una nueva empresa. Según los rumores, a dicho concurso acuden, entre otras, Eulen y la propia SEA. Esta empresa ya es conocida de nuestra Sección por las prácticas de explotación que realiza sobre sus trabajadoras, impidiendo sus bajas y los permisos retribuidos, presionándolas para hacer más horas de las contratadas, pagándolas a mitad de mes o realizando un control sobre ellas que sobrepasa el acoso. Pero lo más importante es que esta empresa se ha negado a contratar a las azafatas que en la actualidad ocupan sus puestos, y en su lugar ha contratado nuevas trabajadoras, o ha ampliado horas a algunas que ya tenía contratadas.
El Estatuto de los Trabajadores define muy claramente en el art. 44 que, en una sucesión de empresa: “1. El cambio de titularidad de una empresa, de un centro de trabajo o de una unidad productiva autónoma no extinguirá por sí mismo la relación laboral, quedando el nuevo empresario subrogado en los derechos y obligaciones laborales”. Es decir, el despido de estas trabajadoras es ilegal. Los abogados de CNT nos han confirmado que es así y que este despido es totalmente denunciable, pues la subrogación es obligatoria. La nueva empresa debe contratarlas y mantener sus derechos. Las trabajadoras tienen 20 días para denunciar este despido. Si esperan a que entre una nueva empresa, ya no podrán reclamar nada. Por otra parte, la empresa Damaterra las despide por “finalización de servicio”. Pero esto es falso, pues el servicio no se ha extinguido y el art. 44 marca que sigue existiendo relación laboral. Por ello el despido en todo caso sería improcedente, y la empresa debe indemnizar con 45 días por año trabajado a cada trabajadora, en caso de que no continúen trabajando.
Desde la Sección Sindical de CNT en el ayuntamiento animamos a estas trabajadoras a organizarse y denunciar colectivamente, para lo cual ofrecemos nuestro apoyo, con el asesoramiento legal, nuestra solidaridad y todos los medios necesarios para enfrentarse a este despido masivo, no permitiendo a los empresarios que dispongan de ellas como mera mercancía de usar y tirar. La única fuerza de las/os trabajadoras/es es la unión y el apoyo mutuo. La alternativa es quedarse en la calle. Las trabajadoras interesadas en uniros a la denuncia colectiva escribidnos lo antes posible a ayuntamiento@madrid.cnt.es.
NO A LA PRIVATIZACIÓN DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS
¡¡ READMISIÓN DE LAS TRABAJADORAS DE MUSEOS !!

1 comment: